Progresando con Solidaridad promueve en las familias la capacidad para ejercer derechos básicos, apoya la identificación o registro de los niños, niñas, adolescentes y personas adultas que estén sin declarar o sin cédula. El derecho a un nombre y a una nacionalidad, concretado en los documentos de identificación personal, es un derecho que facilita el disfrute de otros derechos como la educación, la salud y la vinculación familiar y social.

La declaración de los niños y niñas y la cedulación de adultos es un compromiso que deberán asumir las familias participantes, para lo cual se establece los siguientes indicadores de proceso y de impacto, logrados a partir de las visitas de acompañamiento del enlace familiar.